Fútbol
Añadir Noticia
Noticias

Kroos vuelve al rescate de la 'Mannschaft'

0 11

Una enorme sensación de alivio se produjo entre los germanos cuando el pasado 22 de febrero Toni Kroos anunció su regreso a la 'Mannschaft'. «Chicos, breve y dulce: volveré a jugar para Alemania en marzo. ¿Por qué? Porque me lo pidió el seleccionador me apetece y estoy seguro de que en la Eurocopa se puede hacer mucho más de lo que la mayoría cree en este momento», apuntó el metrónomo de Greifswald en Instagram, acompañado de una fotografía de espalda vestido con la camiseta de la selección de su país. Bajo la batuta mágica de Kroos, que dirigirá sus últimos conciertos antes de retirarse con 34 años en pleno cénit de su carrera, los anfitriones confían en poder salir del marasmo en el que transitan desde hace una década, cuando se impusieron a Argentina con un gol de Mario Göetze en la prórroga de la final de la Copa del Mundo de 2014 celebrada en Maracaná. Kroos fue un formidable ejemplo de lo que puede hacer sobre el terreno de juego un jugador que, sin responder al estereotipo de atleta teutón, cubre el terreno con inteligencia y gobierna la situación marcando el tiempo y el espacio que más convienen. Los números confirmaron que fue el mejor jugador de esa Copa del Mundo, según un índice de la FIFA que le situó por delante del neerlandés Arjen Robben. Joachim Löw había formado un centro del campo maravilloso y equilibrado, con Schweinsteiger, Khedira, Ozil y Kroos . Estos dos últimos lo bordaron. Toni lució en el gran escaparate y el Real Madrid lo adquirió por 25 millones, una ganga con la mirada retrospectiva. Empero, ese Mundial fue el último gran momento de este jugador representando a su país. Así y todo, fue elegido en el once ideal en la Eurocopa de 2016, la primera gran decepción de una generación dorada. En el siguiente certamen universal, el de Rusia, la 'Manschaaft' fracasó con estrépito al caer ante Corea del Sur en el último partido de la fase de grupos, lo que redujo a anécdota el heroico gol de falta que dibujó Kroos ante Suecia. Su aventura en la última Eurocopa, aplazada por la pandemia a 2021, terminó de forma prematura con derrota ante Inglaterra en octavos. Pese a haber sido internacional en 106 ocasiones, Kroos comprendió entonces que el fútbol es desmemoriado, tantas veces cruel. Focalizó las críticas hasta convertirse en el chivo expiatorio. Decidió que no podía ni debía quedarse y jugar para un país que ya no creía en él. El 2 de julio, tras esa eliminación ante los 'Pross', publicó una carta de despedida. El gran reto del joven Nagelsmann Pero han pasado ya tres años y la situación y el contexto son diferentes. Julian Nagelsmann , el joven de 36 años que llegó hace casi un año con la enorme responsabilidad de dirigir a los anfitriones en su Eurocopa, logró persuadir a Kroos para traerle de vuelta. Tras sentirse ignorado y hasta deshonrado, el reciente campeón de Liga y Champions está listo para liderar el resurgimiento alemán. Rescatado por Kroos, una garantía de orden sobre el terreno y un chute de autoestima para compañeros y compatriotas, el organizador dispone de una oportunidad pintiparada para resarcirse de torneos pasados y luchar por ser el único país europeo con cuatro títulos continentales. De ser casi una más, aunque a las grandes nunca conviene descartarlas a priori, ahora la crítica coincide en vestir a esta selección con el traje de las favoritas. Nagelsmann, renovado hasta 2026 y perfecto conocedor de muchos pupilos a los que ya condujo en el Bayern de Múnich, no acumula gran experiencia pero supone un soplo de aire fresco. El que fuera entrenador más precoz en la historia de la Bundesliga al conducir al Hoffenheim con solo 28 años, maneja un interesante elenco. Buena mezcla de veteranos en gran forma, como el madridista Rüdiger y el portero Neuer, pese a su cantada inimaginable y determinante en la semifinal de la Copa de Europa ante el Real Madrid, con talentos jóvenes como Musiala y sobre todo Wirtz, la perla del Leverkusen por la que suspiran los grandes de Europa. Quizá Alemania añora un 'panzer' de mayor jerarquía que Fullkrug, el ariete del Dortmund al que Dani Carvajal le comió la tostada en el córner del primer gol de la final de Wembley, y mucho depende de cómo lleguen realmente los extremos Sané y Gnabry , que terminaron el curso bastante tocados. Con Kroos al mando de las operaciones, superar líneas enemigas debería resultar más sencillo. Granit Xhaka, el faro de la multiétnica Suiza Xhaka, en un partido con la selección suiza AFP Por el potencial de sus jugadores, la multiétnica selección suiza debería acceder a octavos como segunda de grupo en su séptima presencia en una Eurocopa. Granit Xhaka , experimentado mediocentro del Bayer Leverkusen que ha crecido de forma exponencial bajo las órdenes de Xabi Alonso, es su hombre con mayor jerarquía, su faro. Mención especial también para el central Manuel Akanji (Manchester City) o el delantero del Mónaco Breel Embolo . El reto para el técnico de origen turco Murat Yakin , que aterrizó en 2021 para llevar a los helvéticos a octavos del Mundial de Catar y a semifinales de la Nations League, es intentar avanzar al menos hasta cuartos, el techo de Suiza, alcanzado en el anterior campeonato. McTominay y Robertson lideran a la orgullosa Escocia MacTominay, en un amistoso de Escocia frente a Irlanda del Norte Reueters Escocia, enemigo de Alemania en el choque inaugural del 14 de junio en Múnich, representa el clásico rival aguerrido, con hambre de éxito aunque sea efímero. La 'Tartan Army' apenas tiene dos jugadores de alto nivel en Europa, como Scott McTominay , centrocampista del Manchester United, y Andy Robertson , carrilero del Liverpool. Sobresale por su colectivo, orgullo, amor propio y una hinchada irreductible. Las lesiones de Hickey y Patterson dejan bastante coja la banda derecha en el combinado de Steve Clarke , un seleccionador muy reconocido, casi intocable, que realiza un gran trabajo desde 2019. Clasificada por cuarta vez a la fase final de una Eurocopa, segunda consecutiva, Escocia sueña con poder estrenarse en los cruces. Szoboszlai, el mago de los desconocidos magiares Dominik Szoboszlai saluda a los aficionados de la selección húngara Reuters Hungría es una de las grandes desconocidas del torneo, aunque bastantes de sus jugadores militan en ligas importantes. Dominik Szoboszlai, que ha realizado un curso notable como titular en el Liverpool de Jürgen Klopp, es el capitán y el jugador ofensivo magiar de más calado. Están encantados con la labor del italiano Marco Rossi , técnico que aterrizó en la selección en 2018 tras triunfar en el histórico Honved de Budapest y que asume como principal misión conducir al Mundial a una Hungría que no pisa el certamen universal desde 1986. Al Europeo, sin embargo, acude por cuarta vez, tercera consecutiva..

Comments

Комментарии для сайта Cackle
Загрузка...

More news:

Read on Sportsweek.org:

Otros deportes

Sponsored