Noticias

Las escasas vías para que el PSG haga sostenible su megaproyecto

014
La llegada de Leo Messi al PSG ha desatado una euforia desaforada en todo el mundo menos en Barcelona pero, pese a la ilusión que proyecta un equipo que cuenta con el argentino, Neymar y Mbappé, el fútbol moderno se mide en ceros y las dudas económicas que despierta el proyecto parisino no han tardado en manifestarse. Toni Roca, director del Sports Law Institute, ha advertido que el Paris Saint-Germain cuenta únicamente con dos vías para poder sustentar su conjunción de estrellas y no incumplir así el Fair Play Financiero impuesto por la UEFA. La regulación establece que ningún equipo puede gastar más de lo que ingresa. Hasta 2011 los clubes tenían toda libertad de hacer sus negocios y traspasos haciendo grandes gastos dentro del mercado de fichajes. A partir de esa fecha es cuando la UEFA y su expresidente, Michel Platini, decidieron poner un alto y empezar a controlar más las finanzas de los clubes. «El PSG se debe aferrar a solo dos caminos para cumplir con el Fair Play Financiero y que su proyecto sea viable esta temporada. El primero de ellos es la gestión de patrocinios, con la llegada de nuevos contratos que permitan superar los gastos del Paris Saint Germain y poder así estar dentro de los márgenes de la norma. Por otro lado, se debería potenciar la salida de futbolistas de la plantilla antes del cierre de mercado para cuadrar las cuentas y evitar cualquier tipo de sanción», explica Toni Roca. Según Roca, existe una distorsión de competencia entre dos ligas diferentes, la Liga Española y la Ligue 1, cuando desde Europa se obliga a que en todas las ligas el control sea el mismo. Mientras que el control en España se realiza antes de que comience cada temporada y es más estricto, en Francia el control brilla prácticamente por su ausencia. La UEFA no entra a valorar si se cumplen las normas nacionales, sino que solo controla que se cumplan sus normas de FFP y son las Ligas de cada país las que controlan que se cumplan sus reglamentaciones internas. En ese caso, la sanción no llegaría a priori como en España, sino que se realizaría a posteriori y se podría valorar que el Paris Saint Germain no jugase la Champions League en la temporada 22-23. El Paris Saint Germain debe tener en cuenta que para cuadrar sus cuentas no puede repetir lo acontecido en 2018, donde la UEFA investigó una sobrevaloración de los acuerdos de patrocinio del PSG para justificar su gasto en fichajes en el periodo estival del año anterior. Estos acuerdos fueron declarados por un valor de 200 millones de euros y la UEFA contrató a la consultora Octagon para realizar una investigación independiente y dirimir si había un valor razonable en estos patrocinios que alegó el Paris Saint Germain. «La UEFA examinará con lupa cualquier patrocinio que presente el club francés, por ello debe llegar a un punto de equilibrio si finalmente opta por esta vía», prosigue Roca. La llegada de Messi dará lugar a nuevos contratos de patrocinio, al igual que ocurrió tras la llegada de Neymar en 2017, por ello puede ser una buena fórmula para intentar cuadrar las cuentas y que la UEFA no entre a investigar con una posible sanción en el apartado que más le dolería, no disputar su anhelada Champions League. «Pero ojo, que está el riesgo de que esos patrocinios estén inflados, sobre todo si vienen de empresas de Qatar, de ahí que UEFA los tenga que valorar a precio de mercado, y ese es el valor que contaría a efectos del FFP”, explica Roca. Mbappé, clave Tras la llegada al conjunto parisino de otras grandes estrellas como Wijnaldum, Ramos y Donnarumma, el PSG solo tiene la opción de abrir la puerta de salida a otros jugadores de la plantilla para ajustar su balance de cuentas. Entre los candidatos suenan cuatro nombres:el español Ander Herrera, los dos porteros Areola y Rico y por último, Kylian Mbappé, que termina contrato en el verano de 2022 y podría ser la llave que necesita el conjunto galo para no incumplir el Fair Play Financiero e ingresar una gran cuantía antes de dejarlo escapar a coste cero el año que viene. La Ligue 1 levanta de nuevo el telón y el París Saint-Germain busca recuperar el título que el curso pasado cayó en manos del Lille, en una temporada marcada aún por las consecuencias de la crisis del coronavirus, así como por los problemas con los derechos de televisión, arrastrados desde que Mediapro rompiera el contrato firmado con la Liga de Fútbol Profesional Francesa (LFP). Ahora, la Ligue 1 y el PSG se preparan para afrontar una nueva temporada tras valorar el impacto de la pandemia en 2.600 millones de euros.
Загрузка...

Comments

Комментарии для сайта Cackle
Загрузка...

More news:

Read on Sportsweek.org:

Otros deportes